VíaPaís

El columnista reveló una fuerte experiencia que vivió durante los últimos años de su vida. "Vendí un departamento que me regaló mi abuela", lanzó.

Nicolás Cagj, conocido como “Cayetano”, hizo una gran revelación durante Perros de la Calle, el programa de radio Metro que conduce Andy Kusnetzoff. “Hay cosas que están vinculadas con esto que voy a contar. No sé cómo empezar. Hice algo malo para mí. No me gusta este tono, yo no maté a nadie. Nunca lo conté”, comenzó.

Soy adicto al juego. Adicto. Toqué fondo como cualquier adicto. Ahora ya no juego hace bastante y estoy en recuperación. Por eso lo quiero contar. Durante el 2016 fui a Jugadores Anónimos, todos los martes y viernes. Ahí te dan 12 puntos para recuperarte, y el último punto es ayudar a otros que sufren un problema similar”, confesó Cayetano, que se lanzó a contar su experiencia acompañado por sus compañeros de equipo.

Lo que menos hacía es ir al casino, porque ya era un tipo más o menos conocido. Estaba teniendo sexo y pensaba en cómo salió Chicago porque había apostado”, lanzó el exnovio de Silvina Escudero. 

El único de mi familia que volcó fui yo. Me tuve que alejar de amigos. Esto es lo más íntimo que tengo en el mundo: mi abuela, la que estuvo en la Segunda Guerra Mundial, antes de que falleciera, me regaló un departamento. Años después yo lo tuve que vender producto de las cagadas que me mandé por el juego. Yo no me voy a morir sin volver a comprar ese mismo departamento. Ese 5 B es mío, es de mi familia. Se lo voy a dejar a mis hijos”, detalló, emocionado. 

“Se lo terminé contando a todas las mujeres con las que estuve. Me arruinó relaciones”, remarcó. Por su parte, su hermana, “Cayetina”, envió un mensaje a la radio para mostrarle apoyo. “Esto es algo muy personal, pero sos un hombre y podés afrontarlo”, expresó la actriz.