VíaPaís

  Fue creado por una psicóloga mexicana con el fin de ayudar a los niños a contar secretos que duelen.

Se llama Antenas y es un extraterrestre oriundo del planeta Antenópolis que no sabe nada sobre la vida en la tierra. Es un títere interactivo creado hace casi una década por la psicóloga clínica mexicana Julia Borbolla que intenta ayudar a los chicos a abrirse y hablar sobre experiencias traumáticas como abusos físicos y sexuales. 

“¿Tu corazón te ha presionado alguna vez?”, indaga este dibujo animado a una niña durante una charla en una clínica del Distrito Federal. “Cuando mis papás se pelean”, responde ella. Los chicos hablan con el personaje en una sala privada, la psicóloga alega que tiene que salir un rato pero que los deja en compañía de Antenas, con el que pueden hablar si tienen ganas. Desde otra habitación, la profesional opera el personaje y observa con una cámara las acciones del niño.

Antenas no tiene género ni edad, no se relaciona con los adultos porque “no le gustan” y, por eso, los niños se animan a conversar con él sin ningún prejuicio. Según afirma Borbolla, es tan efectivo que en una o dos sesiones suelen abrirse y contar todo.

Continua leyendo en Rumbos Digital