VíaPaís

El diputado del FPV se refirió a las críticas y reveló un secreto que compartía con Néstor Kirchner.

El nombre de Máximo Kirchner siempre estuvo ligado a sus dos padres expresidentes y a las críticas y prejuicios en torno a su afición por la PlayStation y sus largos ratos de ocio.

El actual diputado nacional del Frente Para la Victoria dijo alguna vez que era “un modesto jugador” y ahora volvió a referirse al tema. “Cuando uno ahora ingresa a muchas casas encuentra PlayStation y otras cosas que yo desconocía que existían”, afirmó.

“Estoy bastante atrasado en ese rubro, pero me parece bárbaro que los hijos lo compartan con padres, que lo compartan entre amigos, amigos bastante grandes, y armen torneos”, indicó el hijo de Néstor y Cristina Kirchner, y recordó que jugaba con su papá.

“Yo jugaba con él (por Néstor Kirchner). No recuerdo si era la ColecoVision o el Atari, que eran bastante precarios en ese momento, y la pasábamos muy bien, compartíamos muy buenos momentos”, dijo el legislador en una entrevista con Tiempo FM.