VíaPaís

En el momento de la foto, el animal se le escurrió de las manos y volvió al agua. Mirá el video.

Un pescador estaba exhibiendo con orgullo su botín para las cámaras cuando, en un descuido, terminó sin el pan y el la torta.

El hecho ocurrió en la ciudad de Brno, en República Checa. El hombre logró pescar una carpa inmensa, pero justo cuando estaba por fotografiarla, esta se escurrió y consiguió volver al agua dando unos cuantos saltos.

El animal incluso logró librarse de una rama que parecía que iba a detener su escape justo en la orilla. 

¡Mirá el video!