VíaPaís

La mujer fue condenada a 18 años de prisión. Enviaba cartas con ricino al ex presidente estadounidense.

Shannon Guess Richardson puede que no sea una de las actrices de The Walking Dead más reconocidas, pero a partir de ahora será muy recordada. No por su excelente actuación sino porque fue condenada a 18 años de prisión luego de intentar envenenar al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La mujer representaba a uno de los zombies de la reconocida serie, que tiene a estos “muertos vivientes” como protagonistas.

La actriz se declaró culpable de enviar cartas infectadas con ricino a Obama, al ex alcande de Nueva York Michael Bloomberg y al jefe de su grupo de control de armas.

Richardson fue condenada a 18 años de prisión y deberá abonar 314.000 euros como parte del acuerdo. Además, la mujer pidió disculpas y aseguró que “nunca quise herir a nadie”.

Una de las cartas decía: “Lo que hay en esta carta no es nada comprado. Lo he reservado para usted, señor presidente”.

Y agregaba: “Tendrás que matarme a mí y a mi familia antes de que entregue mis armas. Quien quiera venir a mi casa recibirá un disparo en la cara”.