VíaPaís

El Estado argentino debe pagar más de 320 millones de dólares al grupo Marsans.

Mauricio Macri atribuyó a la “inmensa torpeza y arrogancia del gobierno anterior” el fallo del tribunal arbitral del Banco Mundial (CIADI) que condenó a Argentina a pagar más de 320 millones de dólares más intereses al grupo Marsans por la expropiación de Aerolíneas, llevada a cabo en 2008.

“Por la inmensa torpeza y arrogancia que el gobierno anterior tuvo con Aerolíneas el país fue condenado a pagar US$ 320 millones más intereses”, señaló Macri en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter.

En otro de sus posteos, el presidente aseguró que esta decisión llega “en el mejor momento de la historia de Aerolíneas y los vuelos comerciales, con récord total de pasajeros transportados”.

Además, dijo que “nada detendrá a la revolución de los vuelos que está en marcha uniendo al país, llevando cada vez a más argentinos con mejores tarifas”.

En su sentencia, el CIADI aduce “medidas injustificadas al interferir con los derechos de los demandantes respecto de sus inversiones”. A su vez, sostiene que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner “expropió ilegalmente las inversiones” en cuestión.

Además de los más de 320 millones, el tribunal impuso al país un pago de otros 23,76 millones de dólares, más intereses, en concepto de compensación por los daños causados por la expropiación, y otros 3,5 millones más para cubrir los costos legales del demandante.