VíaPaís

Desde Orlando, Estados Unidos, donde el club de Núñez realiza la pretemporada, el "Muñeco" también habló de los refuerzos y los casos de doping en su equipo. 

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, aseguró hoy que disfruta en el club de Núñez y que no está “desesperado” por tener una chance en el fútbol europeo.

“En algún momento de mi vida tendré otros estímulos y desafíos. Uno será dirigir en Europa, pero será cuando tenga que ser. Estoy bien y la gente me brinda un afecto enorme. No estoy desesperado por salirme de acá, claramente disfruto de estar donde estoy“, sostuvo Gallardo.

Después de haber estado muy cerca de dar un paso al costado por el desgaste que genera el cargo, Gallardo se inclinó por renovar el vínculo y se propuso “disfrutar”.

“La exigencia es muy linda y a mi me encanta, pero lleva cierto desgaste. A fin del año pasado estaba más para irme que para quedarme. Finalmente decidí quedarme y disfrutar”, contó el entrenador en una entrevista con el canal TyC Sports desde Orlando, Estados Unidos, donde el plantel millonario realiza los trabajos de pretemporada.

Gallardo está muy satisfecho por los cuatro refuerzos de jerarquía con los que cuenta y destacó que le genera “mucha ilusión” tener un plantel competitivo.

“A mi me genera muchísima ilusión porque uno cuando conforma un plantel quiere que sea competitivo, que los niveles más o menos sean igualitarios para que la elección sea difícil. Al entrenador lo mejor que le puede pasar es tener jerarquía y después el problema para elegir“, celebró.

Consultado sobre dónde utilizaría a Enzo Pérez, debido a que el medio campo del equipo funcionó muy bien con Leonardo Ponzio, Ariel Rojas, Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez, señaló Gallardo que “el día a día” le irá dando “soluciones”, según “cómo vea a los jugadores”, pero dejó claro que “uno no se queda con lo que ha pasado atrás, uno saca conclusiones permanentemente”.

En relación con el arquero, evitó responder si continuará Gonzalo Batalla o bien apostará por la experiencia de Germán Lux, uno de los refuerzos, y se limitó a remarcar que “nadie tiene el puesto asegurado”.