VíaPaís

Este viernes llegará la notificación oficial al club de Núñez, que ahora cuenta con tres semanas más para realizar su descargo formal

Este jueves por la noche se conoció una mala noticia para todo River, ya que las contrapruebas realizadas por la Conmebol a Camilo Mayada y Lucas Martínez Quarta dieron positivo y ambos continuarán suspendidos provisionalmente hasta tanto se defina la sanción final. 

Los estudios, al igual que la primera vez, se hicieron en el laboratorio de la UCLA de Los Ángeles (Estados Unidos).

No obstante, días atrás la Conmebol resolvió cambiar el lugar en el que se hacen las pruebas de dopaje: dejó el laboratorio californiano y contrató los servicios de otra institución, en Colonia (Alemania), aprobada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Así las cosas, los abogados del club de Núñez tendrán unas tres semanas de plazo para analizar las pruebas y elevar sus descargos.

El objetivo, por cierto, es disminuir el eventual y duro castigo que pueden recibir ambos futbolistas.