VíaPaís

Dijo que es un plan de justicia de emergencia. Hoy habrá un paro general contra la Asamblea Constituyente. (De La Razón)

Cuando parecía que Maduro se encaminaba hacia la vía del diálogo, tras el plebiscito contra la Asamblea Constituyente; las aguas se dividen todavía más en Venezuela. Mientras la oposición convocó para este jueves a un paro general de 24 horas contra el chavismo, el presidente arrancó con una cacería de “conspiradores”.

Según anunció el mandatario el martes por la noche en un contacto telefónico con el canal oficialista VTV, se trata de “un plan especial de justicia de emergencia” que busca capturar a los detractores del régimen y que operan en suelo venezolano. Maduro dialogó con el canal desde el Palacio de Miraflores, donde mantuvo una reunión con el Consejo de Defensa de la Nación (Codena), junta que activó para “defender el decoro” del país, ante lo que denominó “amenaza imperial”.

El miércoles, Caracas amaneció colapsada por numerosos piquetes, “trancazos, como se llaman allí, que fueron protagonizados espontáneamente por los ciudadanos, más allá de las protestas diarias a las que convoca la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática.

El panorama para este jueves no es más prometedor: la oposición llamó a un paro general de 24 horas contra el proceso constituyente. En tanto, mientras se gesta la medida, trascendió un mensaje de Telegram de un alto jefe militar que pide “dar un golpe duro a esas ratas escuálidas”.