VíaPaís

Desde el club xeneize elaboraron una rápida respuesta sobre lo sucedido en 1912 y disparó contra su eterno rival. 

Era de esperarse que la respuesta desde Boca no iba a tardar, y así sucedió.

Luego de que la nota publicada por el diario Clarín este martes, la cual también fue levantada por otros medios, recordara el día en el que el “Xeneize” fue ascendido por un escritorio en 1912, la Subcomisión de Historia “Ludovico J. Dollenz” del club de La Ribera elaboró su descargo con un mensaje para el “Millonario”.

La Asociación de Fútbol tuvo una gran crisis. A mitad del torneo, varios clubes se desafilian y forman una liga paralela: la Federación. De diez clubes en Primera, quedaron seis. En la Intermedia, de 11 quedaron siete. Para peor, el equipo más importante, el más convocante, Alumni, había dejado de participar en 1911 (en realidad se anotó en 1912 pero al no participar de los primeros tres partidos quedó desafiliado). La Asociación perdía no sólo varios clubes sino que quedaba en una situación preocupante. Sin Alumni, sin el campo de deportes más importante (el de GEBA, uno de los clubes que formó la “Federación”), la Asociación estaba amenazada a perder su poder. Paralelamente, se estaba dando el auge de los clubes de barrio, que años atrás eran ‘ninguneados’ por los equipos de la colectividad británica, ahora los criollos eran mayoría y querían participar”, esbozó el escrito que surgió desde Boca Juniors. 

En tanto, en la explicación agregaron que “la Asociación tomó entonces una decisión por su propia subsistencia: la de ampliar la cantidad de equipos en su campeonato principal. Pero no fue la única e importante determinación: ese año también se afilió a la FIFA. Tres años después, la Asociación Argentina de Football absorbió a la Federación. Fue fundamental el accionar de la liga principal para seguir existiendo”.

Por otra parte, la Subcomisión de Historia boquense le recordó a sus pares de Núñez que ellos también tuvieron ayuda para subir de categoría y reflotaron su paso por la Tercera División: “River también tuvo un ascenso ‘de escritorio’. En 1905, cuando se afilió a la Asociación, se anotó en Tercera Liga. Al año siguiente, pese a una campaña muy pobre, se anotó en la Segunda Liga. Las reglamentaciones de la época permitían al inicio de la temporada elegir en qué categoría inscribirse, con la excepción de que no podían hacerlo en Primera. River, entonces, pasó de ‘la C a la B’ en un escritorio, en 1906“.

Sumado a esto, la réplica de la institución de La Ribera remarca que el “Millonario” debería haber jugado un desempate para no bajar de categoría: “En 1912 la campaña de River fue espantosa. Terminó último, posición compartida con Belgrano Athletic (que dicho sea de paso, lo goleó 10 a 1, siendo la peor derrota de la historia riverplatense, algo que ya en 1905, en Tercera, había sufrido con Gimnasia y Esgrima La Plata). Por lo que debiera haber jugado un partido desempate para no descender”.