VíaPaís

El jefe de Gabinete habló en el marco de una jornada sobre ataques terroristas.

 Marcos Peña, señaló que la voladura de la AMIA perpetrada en 1994 fue “un acto de odio contra la humanidad” y agregó que sería clave que se deje asentada mañana, cuando se cumplirá el 23 aniversario del ataque, “nuestra búsqueda de paz para combatir al terrorismo”.

Peña, quien habló en un hotel céntrico durante el cierre de la primera jornada de debate de parlamentarios latinoamericanos sobre legislación para prevenir “ataques terroristas”, organizada por el Congreso Judío Latinoamericano, consideró que los atentados a la Embajada de Israel primero y a la mutual judía después, “no sólo estuvieron dirigidos contra la comunidad judía, sino contra toda la sociedad argentina”.

Sobre la muerte del fiscal que investigaba la voladura de la mutual judía, cuya ex esposa e hijas estuvieron en el cierre de la jornada, Peña dijo que “tampoco debemos olvidarnos de investigar y que haya justicia en el caso del fiscal Alberto Nisman. El presidente (Mauricio) Macri ha sido muy claro desde el primer momento en el acompañamiento a su familia y a la necesidad de que se sepa qué ocurrió y sobre los responsables de esa muerte”.