VíaPaís

Agustín Zbar encabezó el acto en memoria del ataque a la mutual judía que dejó  85 muertos y unos 300 heridos.

Con el lema “23 años de impunidad en la historia de todos“, este martes 18 de julio se realizó el tradicional acto de conmemoración del atentado terrorista a la AMIA, que en 1994 mató a 85 personas, donde se renovaron las demandas de Justicia y el reclamo de captura de los iraníes acusados por ese ataque.

La ceremonia se inició a las 9.30 con la presencia de familiares y amigos de las víctimas y sobrevivientes del atentado, dirigentes de la comunidad judía y funcionarios gubernamentales, entre otros.

Agustín Zbar, presidente de la mutual judía, afirmó que “la impunidad es un peso insoportable para la sociedad toda, por eso perseguimos justicia con mayúsculas“.

El dirigente dijo que el ataque “dejó una herida sangrante que se llama impunidad”, criticó el “discurso hipócrita que pone unas víctimas sobre otras” y dijo que desde ese día, se entendió que “el terrorismo no discrimina por raza o religión”.

“Gran parte de la verdad está en el expediente y no podemos avanzar más”, lamentó Zbar, quien subrayó que “los responsables permanecen sin castigo” y pidió que “la verdad de las pruebas gane la batalla”, contra la impunidad.

Zbar vinculó la muerte del ex fiscal Alberto Nisman, quien estaba a cargo de la investigación del atentado, y dijo que “es consecuencia directa de los criminales de afuera”.

“Alberto Nisman cumplió con su deber. Su muerte está indisolublemente ligada a la causa de la AMIA. Ojalá pronto tengamos justicia por Nisman”, señaló el titular de AMIA.

La causa

Por el ataque producido el 18 de julio de 1994, la Justicia argentina pidió la captura, vía Interpol, del ex ministro de Defensa iraní Ahmah Vahidi, el ex consejero cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires Mohsen Rabbani, el ex ministro de Inteligencia Ali Fallahijan, el ex jefe de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezzai y Ahnmad Reza Ashgari o Mohsen Randjbaran, tercer secretario de la embajada iraní con posible doble identidad, considerados autores intelectuales del atentado.

El fiscal federal de la UFI AMIA, Roberto Salum, aseguró que se está “avanzando en algunos aspectos” de la investigación tras el hallazgo de material genético que “no coincide” con ninguna de las víctimas y que se intenta identificar. Y calculó que en el juicio conocido como AMIA II, que investiga el encubrimiento del atentado, se podría conocer un veredicto “a fin de año” si “los alegatos empiezan inmediatamente después de la feria” judicial.

Como ocurre todos los años, a las 9.53, hora exacta de la explosión de la bomba, se escuchó el sonido de la sirena y se leyeron los 85 nombres de quienes murieron en el atentado.

No estará presente el presidente Mauricio Macri, quien ya recibió el viernes a la conducción de AMIA en la Quinta de Olivos, pero enviará a funcionarios de su gabinete.

Los organizadores dijeron que se reclama “por el esclarecimiento de la peor masacre terrorista ocurrida en el país, y el enjuiciamiento y condena de todos los responsables”.

En tanto, el presidente del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Adrián Werthein, afirmó que “el atentado a la AMIA es un hecho que empobrece a la Argentina; es un hecho penoso y es lamentable que después de tantos años no haya podido ser esclarecido”.

En redes sociales, figuras del espectáculo y de la política enviaron sus mensajes: