VíaPaís

El ex ministro recusó a Eduardo Riggi y Ana María Figueroa, y la Oficina Anticorrupción sólo pidió el apartamiento de Figueroa.

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó la recusación del diputado kirchnerista y ex ministro de Planificación Julio De Vido contra dos jueces y aceptó el de la Oficina Anticorrupción (OA) para apartar a uno. De Vido recusó a los jueces Eduardo Riggi y Ana María Figueroa, y la OA sólo pidió el apartamiento de Figueroa.

Las juezas Liliana Catucci y Angela Ledesma, pares de los jueces recusados, aceptaron el apartamiento de Figueroa, pero confirmaron la continuidad en el expediente de Riggi.

Respecto del camarista Riggi, el tribunal entendió que “no se puede vislumbrar alguna actitud afectable de parcialidad y susceptible de excluir a un juez del conocimiento de las actuaciones“. “No ocurre lo propio en lo tocante a la jueza Ana María Figueroa pues el mismo texto del escrito de las partes que la recusan hacen referencia a algún tipo de relación de la Magistrada con el objeto de este proceso“, agregó.

De Vido, investigado por delitos de “dádiva y cohecho”, había sido sobreseído en primera instancia por el juez Marcelo Martínez de Giorgi, pero la Cámara Federal reabrió el expediente y esa decisión fue recurrida ante la Casación, que debe resolver si el ex ministro continúa bajo investigación o se ratifica aquella primera declaración de inocencia.