VíaPaís

 Entraron a robar a su local y el hombre decidió escrachar a los delincuentes en su cuenta de Facebook.

¿Víctima o culpable? Tor Sigurd Bransdal, un noruego de 46 años, fue acusado por compartir en las redes sociales una imagen de los ladrones que lo asaltaron. Tendrá que pagar una multa de unos 115 mil pesos. Los habitantes del país nórdico están indignados con el caso. 

Su taller mecánico, ubicado en Vagsbyg, en el sur del país, fue asaltado reiteradas veces, por lo que el hombre, cansado del a situación y de que la policía no hiciera nada al respecto, decidió colocar una cámara de seguridad en la puerta de su local, y así identificar a los ladrones.

En el siguiente robo, las caras de los delincuentes quedaron grabadas, y Bransdal, en vez de ir a la policía, publicó las imágenes en su cuenta de Facebook para pedir la colaboración ciudadana. Pero lo que tuvo una buena intención, terminó de forma inesperada. 

Continua leyendo en Rumbos Digital