VíaPaís

 Ocurrió en una exposición en la ciudad de Los Ángeles. El terrible momento quedó filmado.

¡Qué papelón! Una joven asistió a una muestra de arte de Simon Birch en la galería 14th Factory y quiso retratar el momento con una selfie. Pero cuando intentó sacarse la foto algo falló y vivió uno de los peores momentos de su vida. 

Es que la chica tiró una de las columnas que formaban parte de la exposición y esta terminó haciendo un efecto dominó, generando un tremendo desastre.

La obra destrozada estaba valorada en 200.000 dólares. Y como si fuera poco, ¡el momento quedó grabado!

Continua leyendo en Rumbos Digital