VíaPaís

Familiares de una adolescente de 14 años golpearon y patearon al supuesto abusador. 

Un remisero, acusado de abusar sexualmente de una adolescente discapacitada, recibió una feroz golpiza por parte de familiares de la víctima que lo interceptaron en una playa de estacionamiento de Santiago del Estero.

La madre de la víctima se presentó en la Comisaría 51 y denunció que su hija fue manoseada por un remisero que debía llevarla a la escuela.

La mujer comentó que por razones laborales no puede llevar a su hija, postrada en silla de ruedas, al colegio por lo cual contrató a un remisero “de confianza”, que terminó aprovechando para tocarla en sus partes íntimas.