VíaPaís

La causa es por supuesto encubrimiento a los iraníes imputados de pergeñar el atentado contra la AMIA realizada por Alberto Nisman.

El juez federal Claudio Bonadio rechazó la recusación que había planteado la ex presidenta Cristina Fernández en la causa penal que se abrió con la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por supuesto encubrimiento por el atentado contra la AMIA.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado denegó “la recusación intentada” por considerar que “no existe un basamento fáctico o jurídico que lo sustente, como para demostrar el temor de parcialidad”.

Y en cuanto al argumento sobre una supuesta enemistad manifiesta, Bonadio replicó que fue “una cuestión descartada en diferentes instancias” en las causas en que ya procesó a la ex mandataria, “dólar futuro” y “Los Sauces”.

“Lo que resulta relevante al momento de analizar la actuación de un Magistrado en el marco de un planteo recusatorio, es la objetividad en su actividad jurisdiccional y su apego estricto a la ley, con prescindencia de lo que la parte recurrente supone que el Juez piensa en su fuero interno”, sostuvo Bonadio.

“La opinión que (los acusados y sus defensas) puedan tener de un Juez, no resulta ser un hecho objetivo que justifique tal temor”, agregó.

El juez hizo extensivo el rechazo a la recusación que también había presentado el co imputado Juan Martín Mena.

La defensa de Fernández había recusado a Bonadio, que en junio recibió la causa contra Fernández y otros funcionarios por supuesto encubrimiento a los iraníes imputados de pergeñar el atentado contra la AMIA, porque el juez “no puede intervenir en la investigación” del atentado “ni en la de su encubrimiento”. En ese sentido, recordó que Bonadio está investigado por presuntas irregularidades en una causa de la que finalmente fue apartado por la Cámara Federal y de la que derivó otra por su presunto vínculo con Carlos Corach, ex ministro del Interior durante el gobierno de Carlos Menem.

La defensa había reflotado una vieja causa donde Nisman había denunciado a Bonadio, en la que interviene el ex espía Antonio Stiuso, por una presunta maniobra para apartarlo de la UFI AMIA, incluso con la posibilidad de ataques contra su seguridad personal. A ese fin, el abogado Rúa reclamó al juez federal Sebastián Casanello las fotocopias de todo el expediente 8912/10, en el que también es querellante el ex agente de inteligencia “Jaime” Stiuso.

Incluso Stiuso había pedido en 2014 la indagatoria de Bonadio, a quien acusaba de “encubrimiento y prevaricato” por una supuesta maniobra contra Nisman pergeñada, según la presentación, en connivencia con el ex comisario de la Policía Federal y ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios.

Todo se había iniciado a partir de una denuncia anónima que advertía sobre un supuesto acuerdo entre Bonadio y Palacios para apartar a Nisman de la causa AMIA.

Y Stiuso intervino argumentando que Bonadio habría manipulado prueba para desvincular a Palacios de la causa AMIA y forzar la salida de Nisman de la investigación, dijeron fuentes judiciales.

Bonadio tiene actualmente en sus manos tres causas contra Fernández. En dos de ellas la procesó: por asociación ilícita en la de “Los Sauces” y por “administración infiel en perjuicio de la administración pública” en la de dólar futuro, donde la mandó a juicio oral y público.