VíaPaís

La mandataria provincial se refirió al desalojo que ocurrió ayer en Vicente López. 

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró que la toma de la planta de la multinacional PepsiCo fue “activada políticamente” y alentada por dirigentes de izquierda, al tiempo que afirmó que la Policía fue “la única que tuvo heridos” durante el violento desalojo de la fábrica.

La mandataria consideró que “hubo mucho tiempo de trabajo del gobierno provincial y nacional sobre esta fábrica para evitar” lo que sucedió ayer durante el desalojo de la planta de Vicente López.

“Más allá de que todo desalojo tiene violencia y siempre es tratado de evitar, la Policía, en este caso, fue la única herida, hubo 15 heridos, todos policías, y hay una caso de una policía mujer que tiene fractura expuesta de tibia y peroné por un cascote que le tiraron desde el techo“, señaló.

Durante una entrevista realizada anoche en Canal 9, Vidal subrayó que “por supuesto” que el Gobierno no quiere ver “ninguna escena de violencia” como las que se vivieron este jueves, pero enfatizó que “lo importante es que hubo un trabajo previo del Gobierno y que la mayoría de los trabajadores aceptaron indemnizaciones que eran muy importantes”.

“Yo entiendo que lo de la toma de la empresa fue activado políticamente por sectores que se dieron a conocer durante el proceso de desalojo con nombre y apellido”, expresó Vidal, quien nombró entre esos dirigentes a Luis Zamora, Vilma Ripoll y Myriam Bregman.

La Gobernadora también resaltó que los trabajadores- que permanecieron adentro de la fábrica hasta las últimas instancias del desalojo- “accedieron por el diálogo de la Policía y de otras personas que estaban ahí a bajar pacíficamente”.

En cuanto a la situación de los 600 trabajadores despedidos, reconoció que “desde el 20 de junio están sin trabajo, pero como mínimo van a tener 600 mil pesos y hasta 5 millones de pesos (de indemnización), una suma que no les va a resolver la vida, pero que les da tiempo para buscar otro trabajo“.