VíaPaís

Se trata de una medida del juez Diego Slupski por un hecho de violencia ocurrido el año pasado. 

El juez de instrucción Diego Slupski dispuso el procesamiento sin prisión preventiva del reconocido bailarín y coreógrafo por los hechos ocurridos el 21 de agosto del año pasado, alrededor de las 22.30, en el estacionamiento situado en la avenida Corrientes 740, en el microcentro porteño.

¿Qué pasó?

Flavio Mendoza, “tras abonar el estacionamiento, habría extraviado el ticket para egresar y por tal motivo no podía activar la barrera automática correspondiente”, por lo que le pidió al empleado Matías Calderón.

Abrime estúpido, que te pensás, que no te puedo cagar a trompadas“, le dijo el mediático, tras lo cual “lo tomó del cuello y comenzó a rasguñarlo en el cuello y el rostro”, según consta en el expediente judicial.

Calderón intentó tomar distancia de la agresión, pero el artista “volvió a acercársele, tirándole patadas”, una de las cuales le causó la fractura de un dedo de la mano derecha.

Mendoza negó los hechos tal como fueron relatados y, en cambio, explicó que reaccionó ante una frase agresiva del empleado del garaje ante la imposibilidad de retirar el auto. “Pero andá, puto de mierda”, le habría dicho. Un registro de cámaras de seguridad desmintió a Mendoza y mostró al empleado en “una conducta pasiva”.

“Habiendo valorado las pruebas colectadas conforme las reglas de la sana crítica, sin perjuicio de posteriores modificaciones que puedan hacérsele al presente, corresponde decretar el procesamiento sin prisión preventiva de Flavio Mendoza”, resolvió el juez Slupski.