VíaPaís

El ex ministro de Planificación kirchnerista contestó por escrito el oficio que le envió el fiscal Carlos Rívolo.

El ex ministro de Planificación kirchnerista y diputado Julio De Vido rechazó este jueves haber efectuado amenazas y tener información para revelar supuestas cuentas de allegados al gobierno de Mauricio Macri, en respuesta al oficio que le envió el fiscal Carlos Rívolo requiriendo explicaciones sobre esas versiones.

Y a la vez De Vido contraatacó con una denuncia para que se investigue la posible comisión de “amenazas, tráfico de influencias y abuso de autoridad” para perjudicarlo.

De Vido le contestó por escrito al fiscal a través de sus abogados que no pronunció esa frase en el Congreso y señaló, como lo hizo en la denuncia que presentó contra la diputada Elisa Carrió, que hay una persecución del Gobierno y la Justicia en su contra.

Que el Gobierno siga jodiendo y yo voy a dar a conocer las cuentas“, publicó este lunes un diario aludiendo a supuestas palabras de De Vido que habrían sido escuchadas por diputados en los pasillos del Congreso, después de una reunión de la Comisión de Energía que preside.

Según el matutino serían “las cuentas de Franco Macri (padre del Presidente) con Ricardo Jaime (el detenido ex Secretario de Transporte) y de Nicolás Caputo (empresario y amigo de Mauricio Macri) con José López (el detenido ex secretario de Obras Públicas)“.

Rívolo inició de oficio una investigación preliminar y le envió a De Vido a su despacho del Congreso un oficio para que en 48 horas aclare si dijo esas palabras y, en caso afirmativo, aportara las explicaciones correspondientes.

Adrián Maloneay, abogado de Julio De Vido, emitió un comunicado en el que afirmó que el legislador presentó un escrito con respuestas a Rívolo.

El letrado aclaró que el expediente “fue iniciado por la Fiscalía con fines de averiguación, pero no constituye ninguna nueva causa ni se realiza ninguna acusación en contra de Julio De Vido“.

“En este sentido y sin ninguna obligación procesal el diputado se ha puesto a disposición de la Fiscalía, a fin de colaborar y reclamar que se investigue el origen y fundamento de la nota periodística del diario Clarín de fecha 10 de julio de 2017, (motivo del requerimiento)”, añadió.

El abogado sostuvo que es “un hecho falso” y que De Vido, “luego de negar expresamente haber pronunciado la frase que se le adjudicó” en la nota “pidió al Fiscal que continúe con sus averiguaciones preliminares a fin de identificar a quienes son los autores y cómplices de este tipo de acciones que lo damnifican realizando la denuncia que corresponda”.