VíaPaís

La justicia le aplicó 9 años de cárcel. Dijo que la única prueba cierta es la de su inocencia.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dio una conferencia de prensa tras haber sido condenado por el juez Sergio Moro a casi diez años de cárcel “sin pruebas” y denunció una “cacería judicial que está destruyendo la democracia”. Además se postuló oficialmente como precandidato presidencial para las elecciones del año próximo.

Desde la sede del Partido de los Trabajadores,  sostuvo que la decisión convirtió a Brasil en un “estado casi de excepción, en el cual los derechos democráticos están siendo tirados la basura”.

Luego, sostuvo: “Me quieren sacar del juego político”. Lula consideró que su condena es la culminación del “golpe” iniciado con el juicio político a Dilma Rousseff y desestimó las pruebas en su contra. “La única prueba que existe en este juicio es la la prueba de mi inocencia” , sentencio.

Lula fue condenado por haber aceptado de la empresa constructora OAS un soborno de 3,7 millones de reales (algo más de 1,1 millones de dólares).