VíaPaís

La decisión surgió como respuesta a la proliferación de listas en el partido de Alejandro Biondini, Bandera Vecinal.

El Gobierno tomó la decisión de no entregale 20 millones de pesos al partido Bandera Vecinal de Alejandro Biondini para que imprima las boletas con las que competirá en las primarias en la provincia de Buenos Aires, según consignó Clarín.

Tampoco lo hará con otros frentes que tienen más de una lista anotada para la primaria y que, tras un fallo de la Corte Suprema en 2015, parecían habilitadas a recibir aportes para la impresión de las boletas electorales.

Nosotros tenemos la obligación de cumplir con la ley pero también de cuidar los recursos del Estado“, le dijo al mismo medio Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos y Electorales. El funcionario confirmó que “la ley dice que debe pagarse a cada agrupación para imprimir las boletas por elector de modo que cumplimos con eso”.

El Estado debe hacer un uso racional de los recursos públicos por lo tanto no se puede alentar ni permitir la avivada de algunos, o el uso abusivo”, aseguró Pérez.

Ante esta decisión, cuando la Dirección Nacional Electoral (DINE) gire fondos a los frentes electorales, solo remitirá el equivalente a un padrón de electores. Es decir: si un partido compite en Buenos Aires, donde el padrón tiene 12 millones de votantes, se le darán los fondos para imprimir 12 millones de boletas.