VíaPaís

Los vecinos vieron un gato en la vidriera y expresaron su rechazo. La foto se hizo viral pero la Municipalidad no escuchó la explicación de los dueños. 

Una foto de un gato recorriendo la vidriera de una panadería de Bahía Blanca, se volvió viral en poco tiempo y ocasionó la clausura del local.

Si bien la medida fue dispuesta después de que se conociera la imagen, desde la Comuna argumentaron que la Dirección General de Fiscalización decidió la medida porque se encontraron excrementos de roedores, según indicó La Nueva Provincia.

Sin embargo, los dueños de la panadería realizaron un posteo en su Facebook donde explicaron que el gato llegó “asustado” de la calle y se metió en el local. “Somos muy cuidadosos de la higiene en cada etapa del proceso productivo, desde la elaboración hasta su exhibición en mostrador”, aseguraron.

Y detallaron: “Este animal entró a la panadería hace unos días desde la calle, asustado, y lo retuvimos hasta que pudimos llevarlo. La vidriera en cuestión fue higienizada y la mercadería descartada y repuesta, como bien puede apreciar cualquier persona que pase en este momento”.