VíaPaís

Luego de que Tapia avisara que los clubes que le adeuden a la entidad no podrán utilizar a los refuerzos, Independiente dio el primer paso y prometió abonar 70 millones. Los otros que más deben y las consecuencias. (De La Razón)

“El que debe no podrá incorporar”. La medida suena fuerte en la voz de Claudio Tapia, con relativas consecuencias en el presente y como una serie amenaza de cara al próximo diciembre.

Sin embargo, esa misma frase ya se le había escuchado alguna vez al fallecido Julio Grondona y, más cerca en el tiempo, a Armando Pérez, el presidente de la Comisión Normalizadora. Por otra parte, Futbolistas Argentinos Agremiados volvió a advertir, al igual que en el verano, que de existir deudas con los jugadores el inicio del Campeonato correrá peligro. Si esta vez se cumplirá la medida, está por verse. Pero por las dudas, Independiente ya dio el primer paso y prometió saldar los 70 millones de pesos que le corresponden en el transcurso de esta semana.

Claro, su mandamás, Hugo Moyano, es vicepresidente del “Chiqui” en la AFA y, como si fuera poco, su suegro. Al parecer, dar el ejemplo, empezaría por casa.

El “Rojo” es el grande que más debe. Al menos hasta que Don Hugo haga honor a su palabra. Banfield, Gimnasia y Quilmes, descendido a la B Nacional, son los otros tres que también adeudan 70 millones. El “Lobo” y el “Cervecero” ya concursaron su deuda y la AFA aún no determinó qué sucederá en estos casos.

En el segundo escalón aparecen Estudiantes y Lanús, que deberán ponerse al día con 49 millones. La lista negra continúa con Vélez y Olimpo (40), San Lorenzo (39), Arsenal (35), San Martín de San Juan (20), Huracán (19) y Newell’s (10), que por otra parte estuvo en crisis a lo largo del último torneo por las obligaciones con el plantel profesional y los empleados.

Las citadas cifras son estimativas y en pesos argentinos. No obstante, Tapia avisó que, como parte de la resolución, también se decidió dolarizar los pagos incumplidos (al promedio entre el valor de compra y de venta de la divisa estadounidense).

Durante muchísimo tiempo las deudas han sido fijas y eso ha traído un perjuicio económico. Es la manera justa para que todos tengamos las mismas reglas de juego y que haya fair play económico, que es lo que todos queremos. Será doloroso, porque hay medidas que alguno no esperaba, pero esto aportará transparencia al fútbol argentino”, sentenció Tapia.

Las consecuencias para las instituciones que pudieran hacer caso omiso a la determinación de la casa madre también las explicó el propio presidente: “Hemos logrado unificar un criterio. Los clubes que incorporen dos jugadores deben pagar el 30 por ciento de los derechos audiovisuales de su cuota (mensual), los que incorporen cuatro, el 50 por ciento de su deuda, y los clubes que no registran deuda pueden comprar jugadores libremente”.

Estas medidas serán ejecutadas en este mercado de pases, en el que muchos clubes ya tienen caras nuevas. ¿Qué pasará en diciembre? “Si no se salda la deuda que tienen con esta casa, no podrán incorporar refuerzos. Después de que la AFA financió mucho tiempo a las instituciones, este es un momento en el que la AFA necesita recursos”. Ver para creer.