VíaPaís

El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el texto tiene "artículos que se contradicen".

El proyecto de ley de responsabilidad empresaria aprobado la semana pasada por Diputados aún no fue enviado al Senado y se esperaba el arribo del presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, para que firme la propuesta y envíe alguna aclaración con las falencias en el texto que tiene media sanción.

Tal como apuntó este martes el ministro de Justicia, Germán Garavano, en su presentación ante la comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta para tratar la propuesta impulsada por el Gobierno, el texto aprobado por Diputados tiene “artículos que se contradicen“.

Fuentes del macrismo confirmaron a DyN que “hay un problema en el articulado que se incorporó en el recinto, ya que se modifica dos veces un artículo del Código Penal con dos redacciones diferentes“.

Según precisaron, la discordia está centrada en el artículo 35 del proyecto, elaborado en base al dictamen de comisión de mayoría, y el 38 que se incorporó durante el debate por iniciativa del massismo, ya que ambos cambian el mismo artículo del Código Penal, el 258 bis, que es el que pena los casos de cohecho o soborno de funcionarios públicos.

Al respecto, se precisó que en el 35 quedó redactado que se penalizará con penas que podrían ser excarcelables, ya que van de 1 a 6 años, mientras que el 38 que propuso la presidenta del bloque por el Frente Renovador, Graciela Camaño, establece para el mismo delito una penalización mínima de 4 años, por lo cual no es excarcelable.

A esto se agrega que en el artículo 35, cuando se modifica el 258 bis del Código Penal, se sumaron dos conceptos: pago indebido y funcionarios de otros estados, lo cual no se incorporó en el artículo 38 que tiene que ver con la imprescriptibilidad de los delitos contra la administración pública.

De acuerdo con lo que confiaron fuentes del oficialismo fue la radical Gabriela Burgos, presidenta de la comisión de Legislación Penal, quien se percató de la falencia y por eso se espera la llegada de Monzó, de viaje por Alemania, para que firme el documento y solicite al Senado que rectifique el error.