VíaPaís

El club ruso decretó una cifra estratosférica para que el delantero argentino no se vaya sin dejar una buena suma de dinero. 

Finalmente el pase de Sebastián Driussi al Zenit de Rusia se terminó de confirmar con el viaje del delantero a San Petersburgo para firmar el contrato, cuya elevada cláusula de rescisión sorprendió a más de uno. 

El club dirigido por el italiano Roberto Mancini pactó una cifra de 91 millones de dólares para que le sea difícil a cualquier equipo hacerse con los servicios del goleador surgido de River.

El Zenit ruso pagó 26 millones de dólares por el total de la operación, que incluyó la cláusula de rescisión del delantero que había firmado a fines del año pasado la renovación de su contrato con River hasta 2019.

De esta manera, unos 17 millones de dólares netos ingresarán a las arcas del club de Núñez por la transacción.