VíaPaís

 Un grupo de científicos elaboró la receta original pero con un agregado de microorganismos saludables para nuestro cuerpo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Singapur, liderados por la estudiante de Ciencias Alimentarias Chan Mei Zhi Alcine, creó una fórmula que aporta una buena cantidad de probióticos al sistema digestivo.

Estos microorganismos son los mismos que poseen las bebidas lácteas como el Actimel o el Yakult y, al igual que estos productos, esta novedosa cerveza tiene la propiedad de a cuidar la salud intestinal y reforzar las defensas.

En principio, fue todo un desafío alcanzar la cantidad deseada de probióticos, porque la cerveza contiene unos ácidos que impiden su crecimiento y supervivencia. Pero, después de nueve meses de estudio, los investigadores lograron dar con una receta que contenía la cantidad y el tipo óptimo de bacterias.

Continua leyendo en Rumbos Digital