VíaPaís

 En un afán por reducir costos y maximizar ganancias, proponen que los pasajeros viajen casi parados.

La moda low cost está llegando muy lejos. Con el objetivo de abaratar los costos de los pasajes en avión, varias compañías empezaron a tomar serias medidas.

Algunas, a partir de este año, dejaron de dar comida en los vuelos de cabotaje. Otras llegaron a pensar en algo peligroso como viajar con el combustible justo. Y ahora, apareció una idea que suena descabellada: sacar los asientos.

Pero esto no es algo de ahora. Airbus sorprendió en 2003 al proponer “asientos verticales” para los aviones del futuro. Si bien en ese entonces nadie lo creía posible, en 2014 le otorgaron la patente y la empresa se puso a trabajar.

Continua leyendo en Rumbos Digital