VíaPaís

La actriz habló sobre su relación con Antonio Gasalla. ¿Qué sucederá el próximo domingo?

Luego de una aparición rara en el programa de Susana Giménez, Fátima Flores visitó Intrusos y en el programa se vio la incomodidad de la actriz con respecto a su participación en el programa de la diva.

El domingo pasado apareció unos minutos, junto al escritorio de la diva, y su imitación no se lució al máximo.

 “Yo la admiro muchísimo a Susana, la adoro. Lo hago con tanto cariño y amor, que me convoquen a su programa es lo máximo. Me sirve a mi carrera. Uno siempre va con las mejores intenciones, de rendir, de hacer reír a la gente, de llevar alegría, de perfeccionarse, de mejorar. Uno se pone contento y después…te sentís tironeado, no sabés para dónde ir”, explicó.

La panelista de Intrusos, Marina Calabró le resaltó esto y una frase suya la hizo quebrar en llanto: “Apareciste al lado del escritorio, sin una cámara que te enfoque de frente, con luz mala. No está a la altura de tu estelaridad”. Fátima entonces no pudo evitar el disgusto.

“No quiero llorar porque después mi mamá me reta, yo soy muy sensible y me hacen mal las cosas. No quiero lío, no quiero que Antonio se enoje, me va a ver sentada acá, y después el domingo… no sé cómo nos saludamos. No quiero que nada opaque esto. Se puede trabajar entre todos, todos sumamos. Es un gran show donde yo hago mi partecita”, continuó.