VíaPaís

El seleccionado argentino cometió varios errores que fueron aprovechados por el rival.

Los Pumas cayeron nuevamente ante Inglaterra, esta vez por 35-25 en el estadio de Colón de Santa Fe.

Siete días después de perder ante el mismo rival en San Juan, el seleccionado argentino pagó caro sus propios errores ante un prolijo rival que capitalizó la mayoría de esas fallas.

Los tries de los Pumas fueron anotados por Joaquín Tuculet, Pablo Matera y Emiliano Boffelli. Nicolás Sánchéz, con dos penales y dos conversiones, completó los puntos de Argentina.

El próximo sábado, en el cierre de la ventana internacional, el equipo argentino se medirá con Georgia en un partido que a priori se presume accesible que se disputará en la provincia de Jujuy.