VíaPaís

Además, el director del frigorífico JBS aseguró que el Presidente de Brasil se guardó un millón de reales para su uso personal.

El director del frigorífico JBS, Ricardo Saud, afirmó en su declaración ante la Justicia que Temer pidió y recibió 15 millones de reales (unos 4,6 millones de dólares) para las elecciones de 2014, los cuales se iban a distribuir entre sus aliados, pero se guardó un millón para él mismo en vez de usarlo en la campaña.

“Michel Temer hizo una cosa muy poco elegante. En esa elección, vi solo dos personas que robaron de ellos mismos. Uno fue (el ministro de Ciencia y Tecnología, Gilberto) Kassab y el otro fue Temer“, señaló Saud.

“Temer me dio un papelito que decía: ‘Ricardo, hay un millón (de reales) que quiero que usted me lo entregue en efectivo en esta dirección de aquí’. Y me dio la dirección”, añadió Saud en su testimonio.

El directivo confesó que ese dinero “venía del Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES)”, entidad de fomento estatal que también es investigada por supuestas irregularidades relacionadas con la trama corrupta en Petrobras, y fue usado “para la campaña de la Vicepresidencia”.

Temer acudió a las elecciones de 2014 como candidato a la Vicepresidencia y compañero de fórmula de Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) y a quien el propio Temer sucedió de manera definitiva en agosto pasado tras el juicio político que la apartó de la Presidencia.