VíaPaís

El entrenador de Boca no se tomó bien las burlas tras el superclásico perdido el fin de semana pasado.

Guillermo Barros Schelotto fue víctima de un par de cargadas por parte de hinchas de River en la calle y en la Fundación Favaloro luego de la derrota en el Superclásico el último domingo y no se lo tomó de la mejor manera. “Hay que saber convivir con aquellos que tienen el comportamiento de subdesarrollados” señaló el entrenador de Boca en conferencia de prensa.

Primero, una empleada de la Fundación Favaloro le pidió una foto y lo gastó haciendo el gesto del tres (por los goles) con sus dedos. Pero no le salió barato ya que será suspendida.

Al día siguiente, Barros Schelotto fue víctima de una especia de escrache por parte de hinchas de River cuando transitaba con su auto. “Te comiste tres”, le cantaban.